Como saco de mi pecho
lo que siempre estuvo ahí
ese sentimiento de pena
que antes de que llegaras tú
me hacía tan feliz.

Entiéndeme
es mi tranquilidad
es esa parte de mi que siempre me quiso
porque antes de que llegaras tú
no había quien lo hiciese.

Ahora yo sé que me quieres
y yo sé que te quiero
y así te quiero conmigo
pero es el llanto
es el dolor el que se queda conmigo.

Perdóname por esto
perdóname por amarme
por entenderme cuando nadie lo hace
es que lo que alguna vez fue frágil
se vuelve más frágil aún.

Es tu mano en mi inconsciente
la que hace palpitar mi corazón
cuando había logrado finalmente
aceptar mi propia rendición.

sin ti yo no soy yo

Yo sabía que te amaba

que mi vida daría por la tuya

pero me bastó con la noche de ayer

para saber que mi vida no es vida

si no es una vida con la tuya. 

Me dí cuenta de que tú

eres el arte que llena el vacío 

ese que antes solía ser llantos

ese que antes parecía infinito. 

Sé que quizá podría vivir sin ti

comer, fumar y dormir, 

pero que vale una vida si uno

¿vive solo por poder vivir?

Cuando te abrazo

siento que me abrazo a mi misma

y cuando te marchas

una parte de mi se vuelve cenizas. 

Perdóname si te condeno

a ser parte de mi vida

porque solo es así que pienso

que mi vida podría ser vida. 

como se supone que pare de fumar 

si nunca paro de extrañarte 

Seremos lo impensable
con tus palabras dulces
y mis miradas tiernas,
seremos una sola,
tal como flor y tierra.
Para que cuando te marches
no me dejes sola,
besame la frente,
que mi boca
es solo boca.
Y no olvides que esto
todo esto y que te conocí
fue gracias a miradas puras,
que a nada querían aludir.
Y no olvidaré que me quisiste
aún cuando no había razón
y no olvides que te quiero
sin ninguna explicación.

Mi pecho ya no es pecho
no sé que es, 
pero hay un cielo,
y todo lo que pasa, pasa en él
y todo lo que no, también.
Dentro mío hay un mundo
que es todo menos mío y
he de jurar que he visto a alguien
que se hizo pintando paisajes.
La vi sentada en un roca
sosteniendo su guitarra
pareciera que tocaba,
cuando en realidad lloraba.
Le dije que la quería aún si no la conocía,
me miró sin ser precisa
sé que no escuchó lo que decía. 
Pensé que debía abrazarla
pero a lo que la guitarra seguía su pena yo lloraba mis intentos
porque ella se iba durmiendo
y yo veía el fin de nuestro encuentro.
Yo todavía la busco
porque aún nacen paisajes
y se inventan melodías,
y a veces sueño,
sueño que ella también me quería.

Y el tiempo que nos faltó alguna vez

nos pide disculpas ahora.

Nos regala la vida y a la vez

una distancia que sobra. 

Me cuestioné el creer en un Dios
pero acabé por no creer en nada,
porque todo se me negó
mis cuentos de duendes y hadas.

Un tiempo creí en el amor
porque empecé a leer poemas,
pero cuando fui yo quien los escribió
entendí que no era amor, pero pena.

Pero yo veo gente con fe,
gente que cree pero no ve
entonces podría ser que quizá
vuelen hadas en algún lugar?

Preferiría quedarme inocente
y nunca haber oído opinión,
pero sé que no puedo negarlo,
te amo, eso siempre he creído yo.

I still remember that old gentleman 

sitting by the moon with a drink on his hand.

He was more drunk than a child was i,

he looked at me and said

it’s not a wonderful life. 

Just try to remember why you first came here

looking for adventure and new things to see.

I’m sorry to tell you that what you’ve found

is not the answer that someday you’ll be asked about.

That this ain’t no wonderful world,

disappointment that you’ll hide with a glass on the road

while you search for love and dreaming of it,

life will show you that those things were only meant to be dreamed.  

Conocí gente que me quiso

más creí haberles querido

pero me encontrarás hoy 

sin entender como perdí ese tiempo

que, pienso,

pudo haber sido contigo. 

Pasan los rostros frente a mi

veo amigos y desamores,

gente que siento y que jamás conocí,

caras con las que nunca supe bien que decir.

Cuanto juega el amor con uno

y como el tiempo es solo un color,

cuantos llantos viví ignorando 

lo que ahora me es tentador.

La paz que buscaba estuvo

siempre en el mismo lugar,

pero yo lo observaba con ojos

ciegos a lo que podría pasar.

Me encanta el ahora,

porque no quiero llorar,

eres como ese amor en sueño

del que suelen narrar.

Pero toma mi mano como si

fuéramos solo amigas,

porque prefiero perder un amor,

antes de que te vayas de mi vida. 

Mas yo no recuerdo el instante

en el que cambiaron las palabras,

si esto era antes amor

que será lo que siente mi alma.

No me atrevo a condenar sentimientos

y menos a condenar los tuyos,

pero la brisa que acaricia tu pelo

ha de ser previo a un diluvio.

Que te quiero sin menor esfuerzo

con tu imagen la vista del cielo

que abriga mi desnudo ser,

tan desnudo que ya ni lo siento.

La pasión que reflejan tus ojos

al crear arte y placer

responden sin ningún sentido,

todo lo que me pregunté ayer. 

Que es de un poema si nadie

se da el tiempo de leerlo,

así ni en las ausencias cesaré

de leer tu cuerpo entero.

Y como explicarle a los que no te han leído,

por que te quiero tanto,

si nunca han llorado tus besos,

si nunca han volado a tu lado.